COMPARTIR

sábado, 7 de octubre de 2017

Día mundial salud mental : Trabajo y fobia social



Este año la Confederación Salud Mental España dedica el día de salud mental , 10 de octubre,  al lema :


El pasado martes, día 3 de octubre celebraron  una jornada de debate y análisis sobre salud mental y empleo en la que participaron diversas personas afectadas por problemas de salud mental, familiares y profesionales del sector.

Me hubiera gustado explicar,  como afectada,  las especiales dificultades que tenemos las personas con trastornos de ansiedad , ser escuchada entre los grandes,  por así decirlo, en este caso hubiera hablado de la fobia social, que parece poca cosa y no lo es, no para quien lo vive . 

Obviamente , por mi problema, tampoco hubiera sido capaz de dar esa voz ante tantas personas .
Por eso  he querido hacerlo  a través de mi blog.

No me cabe duda que en todas esas asociaciones también están representadas las personas con trastornos de ansiedad que forman parte de la salud mental ,  pero quedan ocultas entre las más graves y evidentes  , porque nadie podría llegar a pensar que un trastorno de ansiedad  diera tantos problemas dentro de ese mundo laboral en este caso  y que ,  pej ,  una fobia social, nos hiciera tan vulnerables y dependientes  , principalmente por eso mismo,   o que aquellos que  consiguen trabajar, porque no queda otra, lo vivan  con una ansiedad constante y a menudo yo diría que inhumana

A veces algo que parece muy pequeño  puede ser muy grande según el contexto en el que se meta ,  la fobia social lo es y muy especialmente en este punto.

Decir que las diferentes asociaciones repartidas por España que componen la confederación   han venido realizando actividades que he ido siguiendo por twitter casi con orgullo, por ver como luchan por la salud mental , barco en el que al final estamos todos.

Desde aquí felicito a todas ellas por su trabajo, esfuerzo y dedicación.

Y por supuesto y muy especialmente  a AMTAES asociación a la que pertenezco y que trabaja  directamente para dar voz a los Trastornos de Ansiedad.

Y apoyando siempre
Sin máscaras sin barreras y sin silencios

Os explico el lema del día de salud mental 10 de octubre  , por si aún no lo habéis visto.

 Incide especialmente en dos aspectos: 

  • Por un lado, destaca la importancia de que los empleadores faciliten que las personas con problemas de salud mental ejerciten su derecho a acceder y mantener un empleo, eliminando para ello cualquier tipo de barrera y realizando las adaptaciones necesarias;


  •  y, por otro, con el lema se hace un llamamiento generalizado a que en los entornos laborales se hable sin tabúes (trabajar sin máscaras) y se cuide la salud mental, se prevengan los trastornos mentales y se comprenda, con naturalidad, a las personas con problemas de esta índole.



FOBIA SOCIAL

Como decía quería hablar de lo que afecta este tema a las personas con fobia social,  lo limitante y preocupante que es el mundo laboral para ellas .

Un trastorno considerado leve dentro de la salud mental , pero que en muchos casos puede dificultar o incluso imposibilitar  enormemente  la entrada al mundo laboral o  el  hecho de mantener  un trabajo por el propio afectado  que no consigue tolerarlo.

Una limitación  y problema muy especial  cuya ayuda o solución  iría  más allá de  dar facilidades para acceder a un trabajo .

En el que encontrar ese  trabajo adaptado   sería complicado ,  pej un trabajo en casa .


Y en el que difícilmente podrían quitarse la máscara por  que existe  el estigma,   pero  sobre todo un muy especial  autoestigma .

En mi entrada al blog “Trabajar con fobia social”  explico mi percepción sobre el tema y mi experiencia.
Esta entrada  es la más leída con gran diferencia y la que más comentarios tiene. 

No cabe duda que es un problema real y que preocupa MUCHO.

TESTIMONIO LECTOR:

Quisiera se pudiera ver la cantidad de gente que tiene este problema, que desea trabajar , sobre todo porque es un tema vital ,y no lo consigue. Tachándolos siempre de vagos y otros adjetivos, porque nunca llegará a entenderse algo así, con lo que el estigma se multiplica

A veces en muchas historias se puede acabar por ver esa realidad. 

Para ello quería dejar aquí un testimonio  de uno de lo muchos comentarios de esa entrada Podeis leer todos los demás en la misma, así como incluir vuestra experiencia .

Muchas gracias a todas las personas que comentan en mi blog
Gracias  por mostrar vuestras experiencias y que con ello se vea , que somos muchos , que estamos ahí, que  somos reales , existimos ....  todo ello apesar de las especiales dificultades para hacernos ver  , hecho que de nuevo la fobia social nos complica.

El último comentario  decía así: 

“Mi caso es raro, tengo 20 años y de niño sufrí bullying por sobrepeso y por tener un padre de edad avanzada, de joven busqué ser lo contrario y logré aprender a ser carismático , inclusive conseguí una hermosa esposa muy comprensiva y tenemos una hija.
El problema surgió cuando inicie vida laboral, empecé en trabajos de vendedor de ropa y luego de casas y ahí tuve experiencias muy malas. En el trabajo de asesor me vi ridiculizado por compañeros, los motivos:  mi edad, falta de experiencia y ser un padre joven. 
Eso me llevó a volver a mi versión infantil y empezar a ser cada vez más nervioso, más tímido y aumentar de peso muchísimo en poco tiempo y con cada trabajo se empeoró hasta el punto de estar 6 meses sin laborar y empezar a ser humillado por mi familia y la de mi mujer con comentarios como:
         "Eres un maricón, vas a acabar en la calle , ojalá no hubieras tenido a tu hija,etc “  
y eso me ha ido volviendo más nervioso.
Ahora estoy en la situación de motivarme a buscar trabajo, paso las entrevistas y esa noche lloro y empiezo a pensar todo lo negativo que sufriré y el miedo a vivir esas situaciones me quiebra y al día siguiente no acudo al trabajo.
Mi familia no me quita el hostigamiento y los comentarios molestos cuando inclusive mi tío sufre de lo mismo y lleva 15 años sin trabajar.
Mi esposa se la pasa estudiando para poder mantenernos a nuestra hija y a mí mientras mis padres nos dan techo y comida, cada  vez que pienso en mi futuro me deprimo y no comprendo en qué momento me quebré,  así cuando antes me era sencillo socializar , inclusive llegue a hablar frente a grupos de 50 personas.
Es ridículo y busco un trabajo en el que no esté con personas como cocinero , pero sólo me ofrecen de vendedor por mi historial. Mi último empleo fue en una fábrica como etiquetado, duré 3 horas antes de irme a mi casa en la hora de comer y acabar con taquicardias y lágrimas.
A pesar de mi nivel de estudios, hablo 2 idiomas y tengo experiencia en ventas , ahora un trabajo en el que piden primaria es demasiado para mí.
Me siento inútil y siento que tengo demasiada suerte en tener los padres que tengo y la esposa que tengo, pues de otra manera estaría en la calle sólo”