COMPARTIR

martes, 1 de noviembre de 2016

Dificultad a la hora de relacionarse con el sexo opuesto en personas con fobia social




La dificultad a la hora de relacionarse con personas del sexo opuesto es  una de las variables de este trastorno que más nos incomodan y también la que trae consecuencias que nos afectan de por vida , ya que , a menudo, las personas con fobia social acaban solas, sin pareja ni familia propia  o les cuesta mucho conseguirla.

Esto nos aleja de la felicidad o realización plena. Nos dificulta  conseguir unos objetivos que son importantes en la vida de cualquiera  (o de muchos,  también  los hay solteros convencidos. Esto es como en todo ).

Tener una pareja , una familia es algo muy importante  y básico , ya  no   de mera subsistencia  ,  pero  sí de realización personal.


Por todo ello es  un tema que no solemos  llevar nada bien y que nos preocupa.



Yo soy de las que piensa que los hombres son de Marte y las   mujeres de Venus  que un día ambos viajaron al planeta  tierra se quedaron y se encontraron, que somos diferentes vaya y que hablamos idiomas diferentes. Si ya nos cuesta  comunicarnos con los terrícolas,  comunicarse   con  terrícolas que vienen de marte   , o viceversa , es  aún más difícil. 


                                 ¡¡¡¡  No conocemos su idioma !!!!!



Fora parte de ello  tienen algo que seduce , nos sentimos atraídos y queremos resultarles atractivos . 



                                              Esas mismas diferencias son las que  nos atraen.   






Para empezar no es fácil entenderse en otro idioma y para terminar está que a nuestro ya   instinto de querer agradar , que forma parte de nuestro trastorno , se le une ese otro instinto más potente que lo multiplica , pero en este caso se trata de agradar a alguien que es de otro planeta. Todo es más complicado.  

Podrías llegar a  conseguirlo con alguien de tu especie , pero.....

                      ¿Cómo hacerlo con ese ser "extraño"   ,diferente ..?

Por supuesto esto es algo que  les pasa a todos en mayor o menor medida con o sin fobia social , al menos en lo que se refiere a intereses de pareja . Cuando hay algo que quieres y deseas es normal estar nervioso y tener ciertas mariposillas en el estómago  . No sabes si esa persona te va a corresponder , si te va a aceptar.

Esto con fobia social es realmente complicado. También tenemos ese instinto de agradar y buscar al sexo contrario , pero entra en juego nuestra especial dificultad ,  la inseguridad es aún mayor. Piensas de entrada que es difícil que tú le gustes , te vuelves aún más torpe , algo más que tímido….  puedes llegar a rehuirles del todo, a encontrarte realmente incapacitado en estas situaciones y a evitarlas .

Pese a todo la realidad es que deseamos relacionarnos con ellos , aún cuando nos acabe resultando algo temido , aún sin saber ni poder comunicarnos  con ellos . Nos parecen  seres especialmente  interesantes,  atractivos , que realmente nos gustan y con los que queremos tener contacto. Tanto es así  , que  nuestro afán es la causa directa de nuestra limitación , cuanto más deseemos algo , más miedo nos da no alcanzarlo o ser considerados por ellos en este caso , como poco interesantes o no dignos .  Ante la duda , como decía,  tendemos a evitarlo.

Todo esto nos resulta bastante  frustrante, es un querer y no poder , es algo   que nos causa infelicidad ,  algo con lo que , en muchos casos , nos pasamos luchando casi toda la vida.
Nos sentimos inútiles como si fuera  un terreno vedado para nosotros, aún cuando el deseo  es  casi más fuerte   diría,   si cabe  .
Sentir amor , tener una pareja ,un proyecto de futuro,  familia quizás,  nos crearíamos nuestro propio mundo particular , un entorno de confianza , un apoyo . Ya no nos importaría el resto,  o no tanto. Seríamos dos contra el mundo ,  no estaríamos solos  

Con una pareja tendríamos resuelto gran parte de nuestra satisfacción personal  en esta vida , una de las partes más importantes junto con el trabajo .



Según Maslow, después de las necesidades fisiológicas,  en las que por cierto también entra el sexo, están las de familia , no tenerla haría que no estuvieran cubiertas las necesidades mínimas que un ser humano necesita para ser plenamente feliz ,


Hay que puntualizar  que no es fobia específica  al sexo contrario , por si hubiera alguna duda,  de hecho existe esta fobia como tal ,  se llama  heterofobia. La  realidad  en nuestro caso  es  que es una situación o variable fóbica más  de la fobia social , como pej la de tratar con figuras de autoridad , es decir, una incapacidad o dificultad especial  como tantas otras con este trastorno.

Luego también  existirán,  sin duda,   variantes específicas para cada uno:  

     “Tenemos fobia social , pero no somos todos iguales”.

Las cosas que nos limitan pueden ser diferentes y afectarnos de diferente manera

Ya de entrada  hay pej  una gran diferencia entre cómo lo viven los fóbicos masculinos y/ o los  femeninos.
Siempre tenemos la eterna discusión sobre quien lo tiene más difícil  y aún  cuando en la parte masculina no puedo  entrar ni profundizar , sé que hay ciertas variables importantes pej el sexo que creo es más importante para ellos o el hecho de que normalmente son quienes han  de tomar la  iniciativa aunque  , por suerte para ellos, cada vez menos.

En las mujeres también está la posibilidad de que ningún hombre se nos acerque.
Si  tendemos a evitarlos ¿Cuándo nos vamos a dejar ver y esperar que supuestamente  nos conquisten?   
Y si no somos lo sificientemente atractivas físicamente, cosa en la que se fijan muy especialmente,  y no hay manera de darse a conocer por nuestra fobia ... ¿ Entonces que? 
La actitud pasiva  , que ellos ven como una ventaja, no es garantía tampoco.

(Al final de la entrada incluyo una entrevista a una persona de sexo masculino con fobia social que nos explica como se vive desde esa parte explicando su vivencia) 

       

            DESDE EL PUNTO DE VISTA FEMENINO

Las mujeres tenemos otras variables y aunque no lo crean ellos son igualmente invalidantes o incluso yo diría que peores.
Ellos experimentan unas carencias por culpa de la fobia, pero  las mujeres a parte de esas carencias , está la existencia de algo real que puede llegar a considerar a un hombre como un peligro potencial.

Sí, podemos llegar a pensar que peligra nuestra integridad física y no es algo imaginado , por desgracia es bastante real, aunque no sea la norma , gracias a Dios.
Es decir , que  para empezar hay una vulnerabilidad , un punto de alarma y peligro real que nos podría hacer,  y de hecho nos hace ,  mantener una alerta o precaución hacia el sexo contrario .

Salir de noche solas pej se ha convertido en un peligro. Las chicas ya buscamos siempre ir en grupo o acompañadas y de hecho en casa siempre está la primera advertencia,si volvemos tarde :

  •  No vuelvas sola , que alguien te acompañe.

Es decir que de entrada la existencia de un "miedo" más que fundado  existe .

Esto, evidentemente ,  ya sería ponernos al límite del problema , pero no deja  de ser una variable  más que condiciona .  



También está la de toparse con un hombre adulador,  o incluso acosador por la calle, normalmente suele ser en grupo que intimida más.  ¿Qué chica no ha pasado pej delante de un grupo de chicos y le han dicho de todo?.

Esto existe  y ¿Cómo llevar esto con fobia Social?





Creo que lo que he contado hasta ahora es un poco la idea general  sobre todo orientada a tener o no pareja que  ,en principio,  es lo que más  suele preocupar  , pero...
el problema  suele abarcar todo tipo  de situaciones que se puedan tener con el sexo opuesto

 Compañeros  de trabajo,  algún amigo de una amiga , por la calle un desconocido,  el dependiente de una tienda, el chico que se sienta a tu lado en el autobús , un vecino que te dice buenos días  etc 






Esos seres de Marte que tienden a observarte  , aún cuando no te digan nada, por puro instinto.









Esos seres de Venus mágicos,  misteriosos, con un lenguaje tan difícil de entender


Esas miradas ,de los marcianos y las  venusinas que si te miran no te están evaluando de la misma manera.


Mi relación con el sexo opuesto
Sin profundizar mucho, decir que lo vivo como lo he explicado en general

Sí, a mi sin duda me impone , me asusta el sexo contrario.  De hecho en mi  caso es una de las partes más fóbicas de mi trastorno. Aún cuando a menudo me sienta atraída hacia ellos y busque agradar especialmente.
En mi caso y con esta,  llamémosle timidez especial,  esas respuestas ,de existir,   quedan en sonrisas tímidas , que no dejan de ser sugerentes, mi condición femenina y coqueta  sin duda existe , algo que por otra parte a ellos les encanta,  forman parte del encanto femenino dicen.

Me resultan seres interesantes que son especialmente  receptivos al sexo contrario, pero al tiempo les temo , me siento incómoda con ellos , solo si hay presencia femenina al mismo tiempo y  en mayoría junto a ellos la tolero, sinó, tiendo a evitarlo.

No sé tratar con ellos , me vuelvo inútil,  más tímida de lo habitual,  quizá porque mi radar no puede imaginar que estarán pensando de mí , dudo de sus intenciones pej. 
Sé que me evalúan de forma diferente a como lo podría hacer una mujer y eso me impone fuertemente . Un examen más dificil de pasar que en muchos casos ni siquiera depende de mis valores. 
A parte siento cierta alerta o precaución especial,  si ya la tengo con el resto de personas, con el sexo contrario  es mayor.




Existe  un instinto de agradar, a menudo inconsciente,  entre los sexos , un afán de conquista .

Lo llevamos en los génes desde que el hombre es  hombre.



Saberlo, sentirlo, vivirlo .... condiciona,  aún cuando no te interesen como pareja ni te gusten especialmente.

Desde el principio de los tiempos :   
Ellos buscando mujeres cuantas más mejor , jóvenes en lo posible , para engendrar ,  para que sus génes  persistan y  se multipliquen lo más posible .
Ese instinto "depredador" , digamos, de acumular conquistas continúa en nuestros días . No digo que se haga en todos los casos ,  sino que hay un instinto primario que viene de lejos 

Ellas  buscando un hombre fuerte y luchador que las proteja a ellas y su prole ,que les garantice su supervivencia .
Hoy en día las mujeres somos autosuficientes,  pero en el fondo,  o de forma instintiva, seguimos buscando o esperando tener a nuestro lado esa persona que nos proteja, como complemento al menos.

Quizá por ese instinto de conquista ,los que no tienen esta dificultad con el sexo contrario pueden llegar a  encontrarse mejor entre ellos .

Dentro del mismo sexo existe cierta competitividad, se perdonan menos las cosas,  por decirlo con un ejemplo práctico, a veces hay un choque y obviamente  no existe ese  instinto innato de conquista .

En general un hombre resultará más agradable en su trato hacia una mujer porque, en principio,  tratará   por instinto  agradar , conquistar aunque no sea su intención o no tenga interés como pareja   y lo mismo una  mujer hacia un hombre.

....................................................................................................................................................................

 DESDE EL PUNTO DE VISTAS MASCULINO .
(Entrevista a una persona de sexo masculino con fobia social. Su vivencia).


¿Cual es tu dificultad ante el sexo femenino,  qué temes exactamente ?

Mi dificultad ante el sexo femenino es ser rechazado. Es la creencia de que el rechazo es absoluto y automático si yo demuestro interés por una mujer.

 Mientras más interés demuestre, más automático se vuelve el rechazo. Ese es mi problema.

 Siento que no soy una persona atractiva o interesante para una mujer porque, por lo mismo, pienso que no tengo mucho que ofrecer. Pienso que soy menos que los demás en términos sociales, en términos de lo que he logrado en la vida, en términos económicos que no es nada. Siento que no tengo nada que ofrecer.

 Por otro lado yo no me manejo bien con el amor porque el amor para mi es algo desconocido: me cuesta dar ternura, cariño, caricias, decir te quiero, tomar de la mano, porque a mí un abrazo me pone tenso, más que producirme placer un abrazo me incomoda, o tomar de la mano, la cercanía física me incomoda y todos estos factores me hacen sentir que el rechazo es automático y que una mujer, especialmente una mujer que a mí me interesaría mucho, no se interesaría por mí.

¿Cómo es tu relación con las mujeres en general, en otras situaciones?

 El miedo al sexo opuesto es particularmente intenso cuando me acerco a una mujer con la intención de conquistar o de querer tener relaciones sexuales.
Si no tengo esas intenciones entonces no hay  problema porque no anticipo rechazo. Por ejemplo, no tengo problema en interactuar con una cajera de supermercado, con una mujer de un banco o una chica  en un restaurante.
Lo que me causa el miedo al sexo opuesto es la intención de conquistar, si esta no existe entonces el miedo tampoco existe porque la posibilidad de rechazo es nula.

Lo que sigue existiendo, aunque no hayan intenciones de conquistar, es el miedo de la fobia social  a relacionarse cara a cara con personas, sean hombres o mujeres.


¿Por que crees que los hombres con fobia social lo tenéis más difícil? 

Yo creo que los hombres con fobia la tenemos más difícil porque en la conquista el hombre juega un rol activo. El hombre es el que tiene que salir a persuadir, a conquistar y eso es algo que me cuesta mucho. Simplemente no puedo, me falla el autoestima, me cuesta pensar en cuales atributos son los que yo pondría en la conquista, qué es lo que tengo que ofrecer, en cambio yo veo que la mujer juega un rol un poco más pasivo y por tanto le es un poco más fácil. 
Ahora, yo entiendo que la mujer juega un rol pasivo y por lo tanto podría serle más fácil iniciar una relación, pero tampoco se trata que la mujer se decida por cualquiera; ese es el problema de la mujer. 
Se trata de que la mujer le diga que si a alguien que ella elija, a alguien que le guste, no se trata de decir que si al primero. Pero de todas maneras pienso que la mujer tiene una ventaja porque es difícil salir a conquistar. 
Yo escasamente me puedo relacionar con personas. Tiendo hacia el aislamiento social, hacia la soledad. 
Yo no iría a un bar, a lugares de conquista donde hay concurrencia de gente, lugares donde hay mujeres bonitas, a un concierto, a una actividad recreativa. 
Yo no voy a esos lugares porque de partida me causa ansiedad, me causa ansiedad ir a lugares concurridos mucho menos a conquistar a una mujer. Entonces simplemente pueden pasar los años y no tengo la oportunidad de conversar con mujeres y eso lo hace un poco más difícil para el hombre. 
Pueden pasar los meses, los años y yo no salgo a conquistar. En cambio a las mujer los hombres se les acercan, ellas no tiene que salir a conquistar. 


¿Qué carencia te ocasiona este hecho ? 

La carencia que me ocasiona esto es una profunda carencia afectiva. La añoranza de una compañera de vida con quien compartir, a quien querer y ser querido. Esa es la carencia.
 Una condena a la soledad y eso no es vida. La soledad en si es una carencia afectiva. 

Esta carencia más me hace soñar con encontrar la mujer de mi vida, pero también mientras mayor es la carencia, más se idealiza y más difícil se hace encontrar a la persona. 

Ahora, yo no me doy cuenta , pero mujeres potenciales hay, seguramente me he topado con ellas cientos de veces,  pero soy yo al final el que se echa para atrás. 
Soy yo el que busca excusas para no entrar en pareja; 

            "  Esa mujer no me gusta, no me gusta su pelo, no me gusta cómo se viste, muy gorda, muy flaca, muy linda, muy fea. No me gustan sus dientes. No me gustan sus ojos. No me gusta dónde vive. No me gusta su condición social. Porque tiene mucho, porque tiene muy poco, porque no tiene educación, porque tiene mucha ....... "   

En fin, las razones para rechazar son miles.

Soy yo el que al fin y al cabo rechaza porque temo al rechazo. Pienso que si hiciera un avance para conquistar,  el rechazo seria absoluto y automático. Entonces es tanto el temor al rechazo que nunca llego al punto en que se pudiera dar un rechazo, yo abandono antes, me echo para atrás antes y así ha sido la tónica de mi vida hasta mis 60 años. 


La otra carencia que genera esto es una carencia sexual.

Para mí , y para los hombres en general , el acto sexual, tener relaciones sexuales, es algo de suma importancia, está ligado a mi autoestima.
 Cuando pasa el tiempo sin tener relaciones sexuales me siento mal como hombre, me siento disminuido, mi autoestima falla, me hace sentir menos como hombre, me hace sentir que la vida pasa y no la vivo, que no la disfruto, que la vida se me escapa. 

La sexualidad en nosotros los hombres está muy ligada a la razón de nuestra existencia.

Tenemos un impulso sexual muy potente. Los hombres venimos cableados con una urgencia sexual, carnal y cuando eso no se concreta nos sentimos que no estamos funcionando como hombres. Se produce un problema profundo de autoestima y esto se agrava porque los hombre nos excitamos con la vista entonces salimos a la calle y miramos mujeres por todas partes, los pechos, las piernas, las curvas, y eso más nos frustra, se va aumentando la frustración. 
Salir a la calle y mirar mujeres solamente me recuerda que yo no soy sexualmente activo y eso cada vez va minando mi autoestima, una sensación de que no estoy viviendo la vida. 

Es una cosa terrible en mi existencia y asumo que es en la vida de todos los hombres.

 El impulso sexual es algo tan potente que claro uno dice que la diferencia entre el hombre y el animal es que el hombre puede curvar sus instintos. Pero lo que ocurre es que, en la fobia social, no es que queramos curvar los instintos sino que, debido al trastorno, no podemos conseguirlo. 
Si yo fuera Indira Gandhi… 
Gandhi no tenía relaciones sexuales, pero por una razón. El elegía esa vida.
 Los curas católicos eligen no tener sexo , pero yo no he elegido esa vida, . 
Yo quisiera tener relaciones sexuales, pero me veo frustrado porque no puedo, porque no me puedo relacionar con mujeres, porque no puedo conquistar. 

En resumen,  mi carencia afectiva profunda es tanto la falta de una compañera de vida, alguien a quien querer y con quien compartir , y además una carencia sexual que me destruye por dentro.




14 comentarios:

  1. Permíteme, Laine, que te de mi opinión, a ver qué te parece. Creo que en el fondo de la mente del fóbico social está el sentimiento de que no es como debería ser, como los demás exigen que sea. Como consecuencia de este sentimiento, creemos que no podemos ser aceptados por los demás, ni como amigos, ni como compañeros de estudio, trabajo, deporte,...ni, evidentemente, como pareja. En cuanto se den cuenta de nuestra inferioridad, de nuestra indignidad, nos rechazarán de mala manera, como si nuestra sola presencia ya fuese una ofensa.

    En nuestra vida, podemos seguir dos estrategias principales para evitar que nos descubran y nos rechacen: no intentar acercarnos (evitación) o intentar no cometer ningún error que muestre como somos realmente (perfeccionismo).

    La estrategia de evitación hace que no intentemos acercarnos a las personas que nos atraen. Y, cuanto más atractiva veamos a una persona, menos dignos nos sentimos y más inevitable vemos el rechazo, si llega a ver como somos.

    Pero si intentamos acercarnos a otra persona (o dejar que otra persona se nos acerque), la estrategia perfeccionista nos lleva a intentar ocultar nuestra inferioridad. No nos mostramos tal como realmente somos, tratamos incluso de aparentar "normalidad", de evitar cometer cualquier error. Esto da lugar a un comportamiento artificial que no resulta atractivo, que refleja nuestra ansiedad y hace que el otro se sienta incómodo con nosotros.

    Muestras de nuestro pensamiento distorsionado por nuestra baja autoestima pueden ser la incapacidad para advertir las señales de interés de otras personas (no es posible que me mire a mí, o debe ser que tengo pinta de raro), o la preocupación por lograr la satisfacción sexual del otro y el temor a no lograrla (si me hace el grandísimo favor de estar conmigo tengo que retribuirle haciendo que se lo pase como nunca).

    El temor a sufrir abusos, al que te refieres, es un miedo real, que también puede afectar a quien no sufre fobia social. Es posible, no obstante, que sea más intenso en el caso de las fóbicas y, sin duda, se añade al temor fundamental al rechazo.

    Me gustaría mucho conocer tu opinión acerca de esta teoría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que es como dices , así nos pasa con todos , no sólo con el sexo contrario.
      Esa gran inseguridad , miedo a no ser aceptados y\ o bien valorados , a no ser lo que los demás esperan de nosotros , a querer ser perfectos ,al rechazo, ..... Todo eso existe, unos unas cosas,otros otras,pero sobre todo, o como resumen común a todos, una gran inseguridad de base .
      No obstante creo que todo esto se complica en gran medida con el sexo contrario y de hecho se cataloga como una de las dificultades específicas en la fobia social , junto a ir a reuniones, fiestas, figuras de autoridad etc..
      Ningún fobico social tiene las mismas dificultades ,pero creo que es bastante generalizado este tema y suele afectar bastante.

      Si claro ese temor a sufrir abusos, o incluso en general cierta ansiedad en la conquista , también la tienen personas sin fobia social , pero considero que es una variable importante más que condiciona y puede empeorar y \ o dificultar esa precaución al sexo contrario.

      Eliminar
  2. Hola
    Parecia que quien estaba respondiendo las preguntas en la entrevista era yo.
    Soy de Brasil y tengo un blog sobre mi fobia social y estou piensando en traducir la entrevista con el hombre para portugués y publicarla en mi blog, pues es lo que diria si fuera yo. Quizas yo no lograria hablar tan simplemente sobre esto.
    Si quieres, conozca mi blog: http://eduardoax.blogspot.com.br/

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. É claro, fazê-lo, e continuar com o seu blog, mais hablemks de fobia social, por experiência, sabemos mais. I insusto no Alcorão não sabe muito sobre nós, generalizar e tratar-nos como uma teoria e tudo isso é um pouco mais complexa. Mirare seu blog. obrigado
      ................
      Claro, hazlo , y sigue con tu blog, cuantos mas hablemos de la fobia social desde la vivencia , más se nos conocerá. Yo insisto en que no saben mucho de nosotros , generalizan y nos tratan como una teoría y es todo bastante mas complejo. Miraré tu blog. Gracias

      Eliminar
  3. Hay una cosa con la que no estoy de acuerdo, y es la premisa : tener pareja es algo basico. Si, tener pareja es algo habitual y "normal", si entendemos por normal lo que hace la mayoria. Pero no lo considero básico, sino meramente una opoción personal. Yo, por ejemplo, no quiero tener pareja. Es cierto que no teniendola me alejo de los standares normales, y que preciso una personalidad más fuerte precisamente por ser diferente, pero puedo dar fe que tener pareja no es absolutamente necesario. Es más, si nos obsesionamos con que es necesario nos estamos presionando más y añadiendo más problemas a los que ya tenemos. Es absolutamente necesario ser capaces de ser felices sin pareja, y estar abiertos, en cualquier caso, a lo que vaya surgiendo; si la encuentro bien, y si no también, siempre puedo emprender otros objetivos. Pero lo que no se puede decir es que es "básico" ni imprescindible, simplemente es habitual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para muchos es básico, no porque no se pueda vivir plenamente sin pareja , sino porque muchos consideran importante tener la posibilidad de montar pej una famlia que les haga sentirse realizados y no pueden por la fobia social. Si, es lo nornal , lo habitual , lo que todo el mundo busca y espera,por eso puede frustrar si lo deseas y no puedes.

      "LA POSIBILIDAD", no es que sea estrictamente necesario para ser feliz, pero sí es básico el hecho de poder elegir, que no sea la fobia social quien te lo impida , ya sea tener pareja como no tenerla , u otras cosas importantes que con fobia social se complican como pej trabajar etc... , si así lo deseamos.

      Esta bien que lo apuntes no obstante , porque por supuesto que no es necesario tener una pareja para ser feliz, si es por libre elección o incluso de no darse el caso de tene pareja como dices, porque sí , se pueden buscar otros objetivos y caminos para realizarse.

      Está bien tu apunte y recalcarlo. Gracias

      Eliminar
  4. es realmente complicado simpre que te gusta alguen o sientes algo tu emociones te hacen torpe atolondradrado y te hacen parecer un estupido delante de ella pero cuando tus sentimientos son neutros y no expresas nada la vida sigue su curso normal es dificil tus sentimientos se conctan con el sistema nerviodo y te hacen parecer un chavo del ocho delante della

    ResponderEliminar
  5. No estoy muy de acuerdo en que seamos tan distintos hombres y mujeres. En el fondo buscamos lo mismo: la compañía de la familia y los amigos, el trabajo, etc. En mi caso he tenido muchas más amigas que amigos. ¿La razón? Pues que soy el único varón y tengo 3 hermanas. Desde pequeño aprendí a relacionarme con las niñas (mis hermanas), pero no con los niños. A pesar de ello hace años que no tengo pareja y tengo la sensación de que se me está pasando el arroz, de que ya no podré formar una familia. Me imagino viejo y solitario y la verdad es que es bastante deprimente. La fobia social es una verdadera maldición. Al menos blogs como este nos hacen ver que no estamos solos del todo. Gracias, Laine.

    ResponderEliminar
  6. Yo en 30 año no he tenido relaciones serias y tampoco tengo sexo. Cuando una mujer me gusta me siento inferior, nervioso hasta secarseme la boca, poco interesante y feo. Vivir con esto es una gran mierda, no se lo deseo a nadie.

    ResponderEliminar
  7. Hola, soy un hombre de 36 años. fui diagnosticado con ansiedad o fobia social hace poco mas de dos años. Consumí antidepresivos - ansioliticos por 6 meses. Actualmente los consumo eventualmente ante crisis o periodos de ansiedad prolongados. La verdad prefiero la cerveza para poder asistir a eventos sociales o fiestas., me llego a tomar hasta 18 o 20 cervezas. Me gustan las mujeres; sin embargo como apuntan en este blog hay un cierto dejo de incapacidad y una cierta evitación a esas dinámicas por mi temor a ser rechazado. He tenido 3 novias y una aventura. En tres de los casos fueron ellas quienes se acercaron a mi con excepción de una, donde yo hice un cierto "acercamiento" (Es todo), me siento frustrado. Y aunque se que hay personas que pueden sentirse ofendidas por esto, considero que son pocas mis conquistas. Actualmente tengo novia, pero debo decir que ella es bipolar y en ocasiones la relación se complica. También hay un dejo de conformismo por ambas partes, ya que ambos nos sentimos solos y nos "apoyamos". No sé hasta que punto exista una codependencia bilateral. Pero aqui seguimos. Saludos a todos mis amigos fobico sociales. Ojalá hubiera una varita mágica que nos curara.

    ResponderEliminar
  8. Hola, soy un hombre de 36 años. Fui diagnosticado con fobia social hace poco mas de 2 años. Sin embargo tengo el problema desde hace 15 años o mas. He tenido solo 4 relaciones sentimentales con diferentes mujeres. (De muy corta duración) En todos los casos han sido ellas quienes se han acercado a mi, salvo una ocasión en que yo hice una "aproximación". Si bien se que hay personas que tienen un mayor grado de ansiedad que yo. Debo decirles que la he pasado muy mal, tuve delirios de suicidio y el vacio que se siente es enorme. La mayor parte de mi vida he estado solo. Me he aislado de la sociedad. Me encierro. Tome ansioliticos y antidepresivos por 6 meses. Actualmente prefiero tomar cerveza (hasta 18 o 20 cervezas) durante fiestas o reuniones. Mi fobia social especifica es la incapacidad o ansiedad latente en situaciones de acercamiento o conquista de mujeres que me gustan. Me bloqueo. El mismo deseo de conquistarlas me aleja de ellas por temor a ser rechazado. Ojalá existiera una varita mágica para curarnos. Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  9. Muy buenas, vengo a compartir un pedacito de mi experiencia, me gusto mucho lo que leí en este blog.
    Para partir y haciendo una introducción a mi ser, tengo veinte años cumplidos hace unos días, no sé si padezco fobia social puesto que nunca he sido diagnosticada de esta, sin embargo, desde los 14 años que leyendo blog y testimonios de gente con fobia social no he dejado de sentirme identificado. Yo por un temor al rechazo excesivo, baja autoestima, nervios, ansiedad, en cierto punto de mi vida me aislé de todo el mundo, creo que fué trás malas experiencias tras una etapa de la escuela dondé sufri y practiqué bullying, aunque lo sufrido caló mucho más en mi. A eso de mis 17 años logré desinhibirme un poco más, pero aquel temor aún existía (existe) solo que es presente con el sexo opuesto. En mis veinte años de vida, sólo me he relacionado sentimentalmente una vez, he tenido muchas oportunidades como para haberlo echo otras veces, pero la timidez, ese temor inhirente en los pensamientos al rechazo, a pensar en mi propia persona como "menos" que los demás o sentirme incapaz de entablar una simple conversación o relacionarme (lo que yo describo como un sentimiento que quema por dentro y no hay cómo apagarlo), además de a veces mi tosca forma de ser con el sexo opuesto (así tambien con mis amigos) me ha limitado inmensamente, a tal punto de llegar a quedarme solo, o simplemente, sentirme así, sentirme infinitamente carente afectivamente, estar acompañado pero pensar solo en aquella persona que le falta a mi vida y no esta, no aparece, no la busco, no logro ver los puntos en el mapa que me lleven ahí, señales de transito que me sirvan de guía. Producto de esto se produce más idealización, más ansiedad ante ciertos encuentros ocasionales. (por ejemplo ver una chica desconocida, entre un grupo de amigos y querer hablarle y simplemente no poder, sentirte incapaz y incluso torpe socialmente, que almentos en mi experiencia, es lo que me pasa siempre) Como decía un comentario más arriba, esto la verdad no se lo deseo a nadie, el sentimiento de querer y no poder, de limitarte a ti mismo, de imponerte barreras que uno mismo no puede saltar, de sentir que tu mente es una carcel dónde pareciese viven en cadena perpetua los pensamientos. La carencia afectiva, la inestabilidad emocional, tu propia mente que parece tu enemigo.
    La unica vez que logré relacionarme afectivamente y las otras veces que lo he logrado, sin necesidad de estar en pareja, es decir, amigas/amigas intimas/etc lo he echo conversando por celular, por gente que vive a distancia, que generalmente conozco por internet, pero es más frustrante aun, conocer gente que no puedes conocer en persona, desinhibirte solo a través de unas teclas, es como si mi mente supiera que ahí no existe peligro y si hay rechazo total la otra persona vive lejos y nunca me conocerá... En fin, espero superar algun día esto y ustedes también, un saludo y abrazo a la distancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir tu experiencia . Es importante para hacernos ver , que se conozca y se tome más en serio este problema , que se sepa que somos muchos quienes lo vivimos y que no estamos solos.

      Eliminar