COMPARTIR

lunes, 4 de enero de 2016

Pensamientos con fobia social: Qué pasa por mi cabeza





El mundo de los pensamientos, nuestro interior, es crucial en este trastorno  y  posiblemente es básico para llegar a entender la fobia social.
Los pensamientos condicionan nuestra forma de actuar, hacen que se ponga en marcha una respuesta en nuestro organismo, de ansiedad o miedo, y actuamos acorde a ellas.

Es por eso que he decidido escribir sobre ese mundo interno.

   Qué pasa por mi cabeza

Haciendo un esfuerzo de introspección en mi persona,  he localizado  unos  pensamientos irracionales de fondo .No es que los piense de forma directa cada vez, son solo como sensaciones, algo volátil, difícil  de explicar con palabras   y que, a veces, me  condiciona a actuar de determinada manera pej

Pienso que debo gustar a la persona con la que socializo  y que si no soy perfecta o no hago y/ o digo lo que quiere oír, no será así

Yo sé que no voy a  gustar a todo el mundo, lo acepto, lo asumo, pero en el fondo volátil que os mencionaba, siento que sí es mi obligación,  como un trabajo. Es como si mi cabeza estuviera  programada,  por así decirlo, para que de forma automática mi instinto sea el de agradar,  o intentarlo.

Pienso que podrían enfadarse o herir  sus sentimientos y eso me haría sentir muy mal, culpable.

Si se enfadan, me harán  daño, querrán devolverme el posible mal que les haya hecho y/o tendré que lidiar con malas caras y situaciones incómodas.
Al mismo tiempo quiero hacer las cosas bien, jamás querría hacer algo que dañara a alguien. Me cuesta mucho aceptar que un posible error no intencionado,  o lo que yo pienso hice mal, pueda resultar un daño u ofensa a otros.

Pienso que a partir de ahí las cosas ya no podrán empezar de cero y que se acumularán en ella o él , cosas malas de mi persona.


Ésta es otra sensación volátil,  supongo que es como si sintiera que de esa manera tendrán motivos para evaluarme de forma negativa. Las cosas negativas que yo misma puedo sentir que tienen en mi contra, ni siquiera las reales,  porque  las desconozco. 


Como consecuencia,
Pienso que ya no seré perfecta para ellos con lo que trataré de evitar  a esa persona  porque me supone un excesivo esfuerzo intentarlo.

El ver de nuevo a la persona, me generará ansiedad y sobre todo mucho cansancio por el intento de agradar. Especialmente con personas no conocidas y de trato obligado.

Consecuencias
Me cuesta socializar con personas de las que no estoy segura que su aceptación sea  del 100% o incluso más, es decir con un margen  que me permita se me acepten los fallos de no ser perfecta o que se me acepte como soy  Normalmente este nivel solo lo tiene mi familia, que me es incondicional, y amigos muy muy determinados.

Si estoy con personas que no me son incondicionales,  siento que estoy sujeta a examen y eso me genera demasiada ansiedad , muchísima tensión e incomodidad, así como con las personas que tengo dudas de si me son leales o no y con las que es necesario quedar bien  pej sociabilizaciones obligadas, familiares políticos,  etc.
Y sobre todo mantener el estatus de persona perfecta,  por así decirlo.
Puedo aguantar una cita, caer genial y que me pongan por las nubes, pero igualmente la segunda cita obligada me resulta  horrible por la tensión añadida de mantener las expectativas que crearon en mí.

Es por eso que las personas con fobia social suelen ser muy modestas como un mecanismo de defensa, no queremos crear unas expectativas muy altas sobre nosotros mismos para no sentirnos   presionados a demostrar nuestras capacidades Es una forma de decirles a los demás  que disminuyan esas expectativas

  que no puedo agradar a todo el mundo y que eso no significa que sea mala o imperfecta,  pero me cuesta mucho aceptar la convivencia con esas personas, porque me resulta incómodo.
Es probable que esto no  le guste a nadie,  pero no les importa tanto y lo que hacen  ,o suelen hacer, es no molestarse en agradar o pasar simplemente.

A mí me resulta imposible no darlo todo cada vez.


Existen investigadores que opinan que una posible razón a la  la fobia social  es la  de tener una empatía extrema,  personas tan sensibles al estado emocional de los demás que les provoca unos sentimientos que no pueden controlar.
Esta teoría ha creado una corriente que defiende que los fóbicos sociales no deben buscar solución a su “problema” sino aceptarlo porque es una especie de don, una sensibilidad especial.

¿Y si nuestro problema es que fuéramos altamente sensibles?



Todos mis pensamientos, suposiciones, sensaciones, conclusiones etc... son un problema  porque puedo estar equivocada. Puede que esas personas que creo no me aceptan,  en realidad tengan una  valoración excelente sobre mí ,pero que yo no lo vea seguro ,no lo crea o tenga dudas, por mil cosas, una mirada ,un gesto o que la persona no sea muy expresiva o acertada y por muy poco tengo esa sensación de no aceptación.
Repaso mis conversaciones, las suyas,  sus gestos,  sus actuaciones,  mis fallos,  pej no debí decir eso o no hacer aquello,  lo hice mal y al final muy pocas veces me siento totalmente satisfecha y tranquila y ,aunque lo esté , siempre quedan ,como ya he dicho, segundas citas y es mucho peor, al seguir con esa duda.

Parece, según un estudio,  que nuestro cerebro está programado para suponer que la gente nos está mirando incluso cuando no lo está haciendo, en las personas con fobia social además  también interpretan las expresiones neutras del rostro de los demás como negativas. Así que no solo creemos que la gente nos mira, sino que también que lo hace con mala cara.


No me siento inferior, pero me exijo mucho.



Quiero ser perfecta cuando  la perfección no existe y nunca la podré alcanzar.

Evidentemente conozco la teoría psicológica, pensamientos negativos,  respuestas condicionadas,  ideas catastrofistas, rumiaciones, ideas de todo o nada etc… , pero no me sirve. Es algo muy profundo, automático , forma parte de mí, como una personalidad,  como una manía. La mente va sola y cuanto más intentas detenerla más vueltas le das, más lo piensas y más respondes de esa manera.

Si eres una persona alegre tenderás   a contar chiste, cantar etc..
Si eres una persona osada  tenderás a hacer cosas arriesgadas, puenting, paracaidismo, que se yo…
Si eres una persona miedosa,  tenderás a evitar cosas y estar asustado siempre.
Si eres ansioso,  estarás siempre, o a menudo, nervioso.
Si tienes fobia social, y por lo tanto una persona con ansiedad de entrada y temerosa ante situaciones determinadas,  responderás en muchas cosas, seguramente, como yo.

Todos pueden tener manías, sin llegar a ser patológicas. Son cosas que son bastante difíciles de evitar.
Yo puedo dar o no dar un paso si así  lo decido,  pero no puedo parar a mi cabeza.
Trato de distraerme, de pensar en otras cosas, de decirme: No lo hice mal y si lo hice no pasa nada, no soy perfecta,  pero tampoco me sirve. Empiezo a darle vueltas y cada vez la bola se hace más grande y difícil de parar, sufro y me siento  fatal. En algunas ocasiones he rallado con el llanto por tales tonterías.

Yo creo que soy sociable, no me gusta apartarme, eso me genera más ansiedad de hecho.
Intento integrarme, pero también sé que no tengo mucha práctica con las habilidades sociales .En el momento nunca sé lo que no se debe decir y a menudo meto la pata. Me riñen a veces por ello  y otras me riño a mí misma, aunque sean cosas sin importancia.

Es como si viviera en otro mundo y hablara otro idioma

Es por eso que al final quiero evitar cualquier relación social, no me quiero arriesgar ni pasarlo mal después, antes ni durante. No me merece la pena, aunque vaya todo bien  y lo haga bien.

Normalmente sale bien, soy una experta en el arte de agradar .Creo que casi todo los fóbicos lo son. Tengo mucha intuición y empatía,  puedo interpretar gestos, puedo adelantarme a lo que se espera de mí, tengo mil ojos  y dos mil oídos para ello,  hasta que la ansiedad me los borra y es cuando entro en pánico  porque pierdo el poco control del que dispongo.

Sigo pensando que sólo yo puedo tener ideas tan raras, que no es posible que haya dos como yo. Me siento, y me he sentido siempre, diferente.
Un mundo oculto, el mío,  el de mis pensamientos,  extraño, irracional, posiblemente enfermizo..., pero si analizáramos los de una persona sin fobia social, igual se vieran más escandalosos, al menos lo serían  para mí,  no en vano para mí el mundo y sus habitantes son como  una jungla con animales peligrosos y  sin piedad, donde existe la ley de sálvese quien pueda.
Al menos mi problema radica en querer hacer las cosas bien siempre y el daño me lo hago a mí misma.

--------------------------------------------

 

6 comentarios:

  1. Así es , queremos agradar demasiado, y a menudo nos exigimos a nosotros mucho más de lo que los demás lo hacen, lo veo, pero soy incapaz de aceptarlo, como tú, son pensamientos que tengo cuando estoy a solas, pero que no puedo retener. Cuando estoy acompañada esos pensamientos volátiles me dominan. Las segundas citas o terceras son cada ves peores y ya no parezco la misma que ella primera cuando pensaba que esa persona no me iba a exigir nada , me vuelvo distante y extraña , y lo que pudo empezar bien ya no sigue. Eso me pasa también con personas cercanas como familiares, porque cuando ellos se enfadan o hay discrepancias, suelen usar lo que saben de mí en mi contra y eso me duele horrores. Yo también he hecho lo mismo y he dicho cosas que se de otros para herir. Debería entender que las relaciones , aunque san muy queridas, son así, de altos y bajos, de bienes y de heridas, pero me duele tanto que me retiro y me cuesta mucho volver a confiar. Creo que todos estos sentimientos no son diferentes de loa de todo el mundo, la única diferencia es que los siento o sentimos multiplicados por mil, de manera que un detalle que para otros es insignificante para mi es algo muy importante. A veces he comentado algún sentimiento respecto a un detalle de estos que me ha provocado días y días de amargura y al hacerlo la otra persona ni lo recordaba y me ha dicho : ah pero por eso estás así? Si ya no me acordaba! A veces me gustaría no ser así, aunque digan que ser han sensible es una bendición yo no lo veo por parte alguna!!

    ResponderEliminar
  2. Muy buen video se ve muy profesional. Muestra de manera entendible los pensamientos distorsionados catastróficos y automáticos que son tan comunes en la fobia social, además está muy bonita la graáfica y la música!!. Me encantó este video voy a tratar de identificar estos pensamientos en mi persona para ver hasta que punto poseo pensamiento distorsionado y para tomar conciencia y superarlos. Gracias por el video se ve que hiciste un gran trabajo!!

    ResponderEliminar
  3. El artículo está excelentemente bien escrito. Muestra en profundidad y con detalles y buenos ejemplos el pensamiento fóbico al punto que me hace pensar que la fobia social es en sí misma un pensamiento distorsionado del tipo "me van a criticar, me van a juzgar, me van a rechazar". Se ve que hay mucha reflexión y mucha experiencia, haz logrado captar de forma coherente y bien descrita aquellos pensamientos y temores que dominan la mente del fóbico social. Este artículo es un gran aporte porque ayuda a entender la forma como se relaciona el pensamiento distorsionado con la fobia social, lo cual es básico para comenzar a superar el trastorno. Excelente artículo te felicito y gracias por subirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, una vez que se reconocen los pensamientos distorsionados ,con la terapia cognitivo conductual , se tratan de cambiar o de trabajarlos. Solo que, como digo en el vídeo, esos pensamientos no se apagan como con un interruptor al gusto , forman parte de uno .
      ¿Alguna vez has oído eso de: me casé con no se quien que era así y asá, (negativamente hablando) pensando que cambiaría y sigue igual? Jejeje.. es una queja muy común .
      Somos como somos, los cambios generalmente son muy difíciles, aunque cambiemos siempre tenemos, como quien dice, una misma base que nos identifica por quien somos.
      Pero sí, como decía, identificando los pensamientos distorsionados y trabajandolos con terapia, se podría mejorar o superar el trastorno.
      La terapia cognitivo conductual se basa en eso y es la única arma que se conoce hoy día para luchar contra la fobia social.

      Eliminar
  4. eso mismo me sucede, al final es tanto lo que se sufre que desisto y prefiero volver a estar solo, en mi caso detesto las bromas y aqui es un pais que se bromea con todo, si tal vez fuese más serio seria distinto, me gustaria ser ermitaño y no sufrir más

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sería mala idea de crear un mundo solo para los q tenemos este problema.. Porque si, duele y mucho :(

      Eliminar