COMPARTIR

jueves, 3 de septiembre de 2015

Mi familia cercana ¿Qué piensa?



Parece que ni siquiera mi propia familia entiende nada . Ya no sólo es que no lo entiendan, es que ni se han parado a analizar, pensar o preguntar qué me pasa o qué es la fobia social.


 A veces llego a la conclusión de que no me importa. Ellos me tienen interiorizada como la persona que soy  ,es decir ,saben que no hago cosas determinadas ,que soy como algo diferente al resto , pero no me consideran enferma o con un trastorno, ni se lo cuestionan, esa soy yo y punto. 
Cada uno tiene su forma de ser y actuar, piensan que ésta es la mía sin más, y esto es lo ideal ,pero a veces me hace sentir mal que no lo entiendan. 

Ahora he venido a pasar unos días a casa de mis padres y ha venido una tía de visita.
Han surgido temas y situaciones complicadas para mí y mi tía se ha quedado asombrada de lo que no hago , como si me conociera por primera vez. 
El tema es que se lo explicas  por encima y no lo acepta,  no lo entiende y/o se niega a hacerlo. Es como si le hablara  en chino o de una nueva tecnología que ha salido y más que de loca me trata o me deja por tonta.

Primera situación 

Habla por teléfono con una persona de su entorno que yo conozco, pero que he visto muy poco y me dice:

              - Ponte y dila algo. La digo que no.

Mi madre me echa un cable  y ella, que cada vez lo entiende más y para no dejarme como que no quiero, explica que no puedo.

Mi tía alucina .Es algo antigua y tradicional,

        - ¡¡¿Cómo no vas a poder?!! Sólo hay que coger el teléfono.

           -  Pues entonces tendrías que ir al psicólogo (poco más te falta un tornillo le faltó decir).

            - Claro que he ido, la contesto.

Y ahí se queda la cosa, no insiste ni pregunta ni se interesa en saber más.

Se repite
En el mismo día, por la tarde. Llama a otra tía mía y me dice ponte y así te despides de ella (yo ya me vuelvo para mi casa). La dije que no, tampoco lo entendió o recordó de la mañana, solo comentó:

             - Mira que no despedirte de tu tía, ni siquiera adiós.

A esta tía del teléfono si la he tratado ( en persona,  casi nunca por teléfono)  y esta vez sí me sentí muy mal, culpable, avergonzada, mala sobrina de todo.... y aún así no pude afrontarlo.

             - Ella ya sabe que nunca la llamo, la dije.

Esto es un ejemplo de situaciones con las que me encuentro a menudo por  mi fobia social , en este caso al teléfono.

Por un lado es algo tan sencillo que nadie por mucho que le expliques puede entender, porque no siempre son personas desconocidas, al menos en mi caso, y si no llamo periódica y puntualmente, por muy conocido y queridos que sean, no puedo o me cuesta muchiiiiiiiisimo.

¿Cómo mi tía va a entender , sabiendo el trato con mi otra tía, que ni a ella puedo llamarla.? No les entra,

¿ Si hablas con ella en persona tan tranquila, por qué no al teléfono?

Por  otro lado sufro mucho, primero luchando por intentar hacer o coger esas llamadas, sabiendo que esas al menos, no las debería de evitar.

Segundo me siento fatal , no significa que no les quiera o que no quiera hablar con ellos .
Ellas nunca lo han apreciado, porque nunca las he llamado, no somos de llamar ,nos decimos, y no lo echan en falta, pero hablar con un familiar cercano y querido  debería haber sido inevitable.

Y tercero, nadie a quien le cuentes esta situación llegaría a entenderlo, aun entendiendo una fobia al teléfono,  pensaría que es solo con desconocidos,  nunca con alguien que tratas.

Segunda situación

Un trabajo
 Nadie entiende lo que es trabajar con fobia social  , aunque esto es más comprensible . Cuesta ver y/o aceptar que no trabajas.

                 - ¿Pero tú que haces así??, deberías trabajar, salir, entrar , tener tu dinero...

               - Tampoco puedo trabajar

                    -  Pues que mal, ¿No?

Y yo me pregunto: 
 ¿No aceptan un problema psicológico como real?  y dejando incluso de lado que acepten o no un problema psicológico ,
¿ No  conocen a estas alturas como soy ?

Ya sé que no es la situación ideal y que a nadie le gusta ver a un ser querido en esta situación ,pero aún sin quererlo aceptar ,si podrían intentar entender o al menos no hacerte sentir tan mal.

Cuando tuve anorexia lo aceptaron todos y se preocuparon muchiiiisimo, aún siguen preocupados.Si no me ven lo primero que preguntan a mi madre es:

        - ¿Está delgada? ..¿Está guapa?  (Para ellos deben de ser sinónimos)

Y cuando me ven , siempre me ven delgada ,nunca es suficiente.

La anorexia es otro trastornos psicológico, pero éste se ve porque adelgazas y hay un peligro físico y real comprensible y aceptado por todos,  con la fobia social no es así y es igualmente dura y hasta peligrosa cuando está la drogadicción y alcoholismo, la depresión  o suicidios, entre otras cosas graves, tan cerca de ella, pero como eso no se ve , de hecho creo que ni saben que existen esas posibilidades.

No es de extrañar que al no poder explicar qué me pasaba, lo mal que me sentía, lo bloqueada que estaba, saltara todo con una anorexia, no podía hablar, pero la anorexia lo hizo por mí.

En resumen:

 Mi familia cercana  en general me acepta como soy, no se preguntan ni cuestionan nada salvo que se hable de ello de forma directa como sucedió esta vez y en estos casos piensan que "no quiero", no que "no puedo".

Hace poco leí en un blog de una chica con anorexia que explicaba que ella sabía de antenmano que nadie podría entender su comportamiento (también de buena tinta lo sé) y que por eso sabía que tampoco podría llegar a entender otros trastornos, "sólo lo puede entender quien lo vive" dijo, y es cierto, pero si aprendió a tener la empatía de poder decir:

                   - No lo entiendo, pero te apoyo.

                Yo me conformaría con eso.




2 comentarios:

  1. Yo si se de lo q hablas porque lo sufro desde hace años. Mi vida es muy cerrada y el trabajo lo hago desde casa. Te deseo mucha suerte y ánimo

    ResponderEliminar